Le lengüe inclusive

FullSizeRender (9)Hoy voy a meterme en un berenjenal de los que ya no están de moda. O sí. Hoy voy a contaros cosas sobre una nueva forma de hablar y, sobre todo, escribir, que se está poniendo “de mode” en las redes sociales”. Me refiero al “lenguaje no binario”.

¿Qué es esta mierda este nueve forme de hablar? Pues muy fácil: un lenguaje que incluya a géneros sexuales que no se corresponden con el típico masculino/femenino. Une lengüe que, como le inglese, deje de lado les géneres para centrarse en les palabres y facilite le comunicacione. O, en otras palabras, la nueva chorrada de gente que se aburre en casa y no sabe que internet está llena de porno y la masturbación relaja.

FullSizeRender (13)FullSizeRender (5)FullSizeRender

El lenguaje español proviene del latín y el griego. Durante años, la lengua ha estado evolucionando poco a poco. No ha sido una cosa impuesta de un día para otro, si no que, con el tiempo y con reglamentaciones cuando el habla estaba asentada, ha ido convirtiéndose en lo que hoy en día llamamos “español” o “castellano”.

[Nota del Autor: No me gusta usar el término “castellano” porque, sin querer, estamos quitando a las dos Castillas de su idiosincrasia propia, haciendo un ninguneo que sí tenemos, por ejemplo, las comunidades valenciana, catalana o vasca. Por poner ejemplos que se ven muy fácilmente. Pero bueno, “español” como sinónimo de “castellano”, en el lenguaje, existe. Y eso es una evidencia que tenemos que asumir. Aunque no mole].

FullSizeRender (2)

Lo que sí está claro es que ejemplos de creaciones de lenguajes impuestos han sido un tremendo fracaso (léase Esperanto). ¿Cómo esperamos, por tanto, que una sociedad adopte una forma de hablar completamente nueva no ya aprendiendo un idioma nuevo, aunque sea inventado, como el Esperanto, si no de su propio lenguaje diario? Si a la gente le cuesta pronunciar correctamente ‘mobbing’ -que se pronuncia con “o”, no con “u”, catetos-, ¿cómo van a despreciar años de educación en lengua para que todo el mundo se sienta incluido? No es que valore poco a la sociedad española, pero recordad que votaron al PP en masa dos legislaturas seguidas. Dos veces en menos de 30 años.

FullSizeRender (7)

Sí, el lenguaje es machista. Es machista porque la Historia ha sido machista. Es machista porque la Iglesia ha sido machista desde su fundación. Es machista porque se decidió, hace muchos años, con el uso y por las personas que lo usaban, que el género plural terminado en -os fuera el predominante. Y que, con la salvedad de que el conjunto fuera en su totalidad de género femenino, no se usaría la terminación en -as. Pero a día de hoy, es una cuestión de mentalidad más que de que el lenguaje lo sea. Yo con algunos amigos homosexuales hablo en femenino y nos llamamos “puta” y “zorra” y me parece una forma de desexualización del lenguaje mucho más efectiva que terminar las palabras en -e o con @, algo que, además, detesto profundamente.

FullSizeRender (10)

Mirad, para que os hagáis una idea de lo bien que van las imposiciones. Durante un tiempo hubo hasta académicos que abogaban por un cambio en las normativas lingüísticas (joder, cómo odio escribir esta palabra en el ordenador) y ortográficas para evitar las falta de ortografía. Decían que si quitáramos la h, la g (como grafía de sonido j en ge y gi), la c (como grafía del sonido de ka, ko, ku), la q (como grafía de ke y ki), la z (o la c y dejar sólo la zeta para ze, ze, zi, zo, zu) y pusiéramos todas las tildes (no voy a poner “acentos” aunque esté aceptada por la RAE, porque me vienen imbéciles puristas y no tengo el día), el lenguaje sería más perfeccionado, puesto que se leería como se escribe. Y huelga decir que no tuvo éxito, porque las imposiciones a los españoles no nos sientan muy bien. ¡Pero si quitaron la tilde a sólo y se armó la revolución!

Ahora los “no binarios” quieren imponer este lenguaje inclusivo. Empezaron poniendo “x” en lugar de “a” u “o” en los plurales. Pero se dieron cuenta de que eso no se podía leer (tienen alguna neurona funcional y lógica). Así que ahora van a por la “e”.

Cuentan que idiomas como el inglés no tiene género y es mucho más inclusivo. Como si en los países angloparlantes no hubiera discriminación ya no sólo a las mujeres, si no a aquellos que no se consideran ni lo uno ni lo otro. Como si el inglés no fuera un lenguaje de hombre blanco, caucásico y rico. Venga, por favor, buscad otra excusa. Y, aún así, proponen “mejorarlo” para hacerlo aún más inclusivo. Que no lo es. Pero bueno.

FullSizeRender (11)

La educación de las personas no está en el lenguaje, chiques. La educación de las personas, como el aprendizaje cualquier lenguaje, pasa por último lugar por la escritura. Hay que visibilizar, hacer respetar, normalizar y luego ya, si queréis, nos ponemos a cambiar el lenguaje. O veréis que se va cambiando solo. Pero no hace falta ir inventándose palabras, acrónimos, siglas y normativas así a lo random, porque lo más que vais a conseguir es que vuestros interlocutores necesiten un diccionario para hablar con vosotres.

FullSizeRender (12)

Eso sí, si tenemos que buscar una vocal para el plural neutro, me quedo con la “i” mucho antes que la “e”. Porque decir cosis terminadis en “i” queda muchi mejori. Y suena más maricón, que siempre es bien.

FullSizeRender (3)

Besis.

PD: Por decir esto (de forma paródica) en Twitter, me han llamado “el ASCO”. Yo me veo más bien bajito y gordo como IRA, pero qué sabré yo, si hablo en lenguaje binario.

FullSizeRender (4)


Sobre el autor

Flanagan R. McPhee

Iba para Reina de la Noche pero se me adelantó Letizia.