Rafa Spunky se desnuda

Lamento que muchos de vosotros hayáis entrado aquí con la ilusión de encontrar a uno de nuestros chulazos musicales patrios con su mejor traje de saliva, pero no, esto no va de vergüenzas al aire, sino de canciones al viento. La semana pasada tuve el privilegio de asistir a uno de esos conciertos que tan de moda se han puesto, lo que toda la vida se llamó un “Unplugged” (Desenchufado), y que por fin nos hemos lanzado a definirlo con una palabra más nuestra, acústico. En realidad la moda no se trata tanto de tocar o cantar sin conexión eléctrica, es más crear un ambiente íntimo, en un lugar que puede ser desde una sala de teatro alternativa al salón de una casa, con unos pocos asistentes, respirando la música y también el mismo aire que el/la/los artista/s.

Concierto Spunky 3

La cita era un martes cualquiera en “La Pensión de las Pulgas”, un espacio de aire retro setentero situado en la calle Huertas y cuyo salón principal, el de la que fue la casa de “La Bella Chelito”, se convirtió en el escenario más apropiado para escuchar la impecable voz de Rafa Monsalve, alias Spunky, el violín de Pilar Crespo, colaboradora de los tristemente desaparecidos Klaus & Kinski, la guitarra de Carlos D’Orive y el acordeón, en un par de canciones, de Julio Pérez Manzanares. Todo ello sin un solo enchufe, bueno los de las luces periféricas iluminando una estancia que la música llenaría de magia.y de emociones intensas.

Concierto SpunkyEl repertorio elegido incluyó un gran número de canciones compuestas en los últimos tiempos y extraídas de su último álbum, “Mutaciones” (2013), como “Alison & Vince”, “No es lo habitual”, “¿Y si quedamos esta noche?, “Borracha”, “Para mi”, “Como Robyn” o “Mi mala cabeza”. También sonaron dos de sus grandes clásicos, “No te puedo olvidar”, de “Un Nuevo Final” (2007) y “Lovely Night” de “Kommunikation” (2003) como bis final; mientras que de su recién publicado EP “Mitomanía” solamente interpretaba la maravillosa “Solo pensamos en bailar”, probablemente por el carácter más electrónico y enfocado a la pista de baile que tiene este último trabajo. Capítulo aparte merecen los cover que pudimos escuchar: “Shake The Disease” de Depeche Mode, ¡qué bien versiona Rafa siempre a los de Basildon!, “Black and Gold” de Sam Sparro y “Fotonovela” de Iván, que dedico a las tres escasas mujeres que había en la sala, ¡parece que tiene un público marica muy definido y fiel, para que luego digan que somos díscolos! Por último, un bloque dedicado a uno de sus más confesadas referencias, la de Marc Almond, momento en que se sumo el acordeón de Julio Pérez Manzanares para abordar la célebre “Mother Fist” y la aflamencada “Black Heart”, que podéis ver en este exclusivo vídeo:

Fue un verdadero lujo poder disfrutar en esta tesitura de las canciones y de la voz de Rafa, solo echamos de menos eso que tanto nos gusta de él, verle bailar, pero obviamente no era el momento. Este próximo jueves, 16 de julio, Spunky y su troupe actuarán en el Nocturama de Sevilla, compartiendo escenario con La Bien Querida, aunque previamente podréis verlos en un mini concierto y junto a Víctor Algora el martes 14 de julio en la Sala El Intruso de Madrid. ¡Sinceramente, será difícil llegar a la altura interpretativa que consiguieron en esta bendita velada! Para terminar un guiño y concesión a aquellos que solo vinieron aquí engañados por el título:

Concierto Spunky 4


Sobre el autor

C. del Palote

Maduro insolvente busca jovencito que le mantenga.