Esos jefes odiosos

Hemos hecho una entrada comunal para elegir a los jefes más odiosos que nos ha tocado sufrir en nuestra larga vida laboral.Y tenemos un buen ramillete :

 

Uno de esos así como enrollado, con decir que me hizo la entrevista recién salido de la ducha y en toalla, ¡y no era para una película porno! que no se por qué todavía no me han descubierto como madurete irresistible. Muy colega y muy espontáneo, hasta que llegaba a su despacho claro, que ahí ya la tiranía le rezumaba por los poros e hizo llorar en tres días que estuve a una de las compañeras y acojonar a otros cuantos. Él tuvo el placer de despedirme así como sin que se notase, lo digo porque cuando llegué a trabajar después del fin de semana me encontré a una tía sustituyéndome, ¡imaginad la cara de ambos! En realidad creo que me hizo uno de los favores más grandes de mi vida, no sería tan malo..C del Palote
El jefe más odioso que he tenido no es el actual, sino uno que tuve hace ya tres años, que un día me dijo que me tenía que “implicar más” en mi trabajo cuando me negué a trabajar fuera de mi horario estando de becario por 100€ al mes. Después de eso me habló de lo importante que era trabajar duro y arrimar el hombro. Habría sido muy creíble si mi jefe no fuera el hijo de los dueños de la empresa… Eso sí, no sabéis el placer que me dió hace unos meses descubrir que había cerrado su departamento.Fer Birkin
11121095_1443868512589117_2008479965_n
Sé que me van a caer hostias con esto, pero ahí va: prefiero mil veces a un mal jefe que a una mala jefa. Porque a lo largo de mi vida he tenido que sufrir a alguna jefa loca y es lo peor que le puede pasar a cualquiera. Hombre o mujer, que conste. La jefa loca te castiga por sus días malos, te castiga por sus días buenos, te castiga por lo que haces mal y te castiga por lo que ella hace mal, te castiga por lo que ella cree que tú estás pensando y te castiga por lo que ella cree que tú no estás pensando, te castiga por todo lo que haces y te castiga por todo lo que no haces. La jefa loca, insegura, que cree que todos estamos ahí para empujarla por las escaleras -perdón, pero yo es que soy muy de “Showgirls”- porque somos jóvenes y trepas y queremos quitarle su puesto de mando intermedio de mierda. Lo dicho: hay jefes locos, sí. Pero se les ve venir a la legua. Y sabe uno si se avecina tormenta o no. Pero con una jefa loca -y créame, he tenido alguna en mi vida- no sabes nunca por dónde te van a venir las hostias. Eso sí, standing ovation para las buenas jefas. Todo un tesoro, difícil de encontrar pero que vale muchísimo la pena. Desde aquí mi homenaje. El Perro de Toni
He tenido muchos jefes que han sido un desastre con el dinero, pero especialmente había uno al que aguanté durante una década y siempre era lo mismo. No te podemos pagar ahora…Ven en una semana..Ven en unos meses…Es que a nosotros todavía no nos han pagado…Y entonces se producía la llamada, normalmente seis o siete meses después:
-Oye, que te pases, que ya puedes cobrar
-Por fin!
-Estarás contento! No te quejarás…
.Bueno, tampoco vamos a tirar cohetes despues de seis meses…
-Eso sí, tengo que avisarte que no lo cobraras todo; solo una cuarta parte.
-¿Cómo?
Luego llegaba el momento de ir al banco, ya con la mosca detrás de la oreja y oye, que casualidad. Era un cheque sin fondos.
-Oye, que no hay fondos! Menuda vergüenza he pasado en el banco.
-¿No me digas? Qué raro…
.No digas que raro porque no es la primera vez que pasa. Oye, estoy harto. Cuando esté todo el dinero y de verdad, me avisas.
Cuatro meses después, en el despacho…
-Toma, aquí tienes tu cheque y la copia del contrato..¿Que, te gusta la nueva decoración de la oficina?
- Sí, menudo pastón os habeis gastado, no? Esas maderas…
-Ha sido un trabajo fino, sí. Y mira mi nuevo móvil, que me tiene todo el día loco, no paro de descubrirle cosas….
.Oye, que retención me habeis hecho?
-Esa que ves ahí
-¡Pero es poquísimo! Hacienda me va a dar un palo de cojones..Y además, aquí falta un montón de dinero…
-Ah bueno, por eso no te preocupes, es que te lo vamos a pagar en negro.
-¿Encima?
-No nos ha quedado otra. Ya sabes como está todo de achuchao. Toma, es esta bolsa.
-¡Pero si son monedas! ¡Esto pesa una tonelada!
MM
De la sartén al cazo:No es que pueda decir que he tenido o tengo un mal jefe, es que TODOS, absolutamente todos han sido terroríficos. Me lo han dicho ya varias veces: “Chica, el próximo puesto que vayas a coger huye en dirección contraria”. He tenido jefes inexistentes (que al final han resultado ser los mejores), jefes que me han hecho moobing, envidiosos, misóginos, acosadores, bipolares que un día te amaban y al otro te hacían la vida imposible… La verdad que o es mi mal ojo o el mal karma acumulado. He decidido cambiar y que el próximo sea mujer (para variar) ¿Apostamos a qué me va ir mal? MuTarr


Sobre el autor

Atroz Con Leche

Podríamos empezar diciendo “Bienvenidos a este blog” pero mentiríamos cual bellacos. También podríamos comenzar con las palabras “Esta es una nuevo modelo de red social” pero ni de coña y tampoco hay ganas. Esto es… Atroz…No hay palabra que mejor lo defina. Bueno sí que hay otras, pero si las escribimos no podrían leerlo niños y además ustedes se van a asustar.