La Evolución del Hombre al Pájaro – “Breve historia de la luna”

Podéis creerlo o no, pero prácticamente ninguna revista musical online ha abordado con un mínimo de rigor el análisis de “Breve historia de la luna”, el nuevo álbum de Algora publicado en marzo de 2015 con su nuevo proyecto electrónico alternativo La Evolución del Hombre al Pájaro, con un tono general más pop de lo que de dejaban entrever sus singles de adelanto “I” y “II”. Decepcionado al comprobar que, en el mejor de los casos, los blogs más trendies se han limitado a parapetarse en la transcripción de la escueta nota de prensa elaborada por El Genio Equivocado para esconder su tibia acogida, quizás desalentados por la (acaso) inalcanzable sombra de “Planes de Verano” (2007), es hora de salir en defensa de este nueva aventura de Algora, destacando sus grandes momentos, que los hay, aunque manteniendo la cautela y el espíritu crítico que tantos medios han decidido negarle.

Hombre pájaro_cover

Es cierto que la brillante apertura con el technopop acelerado y vitalista de “Muerte y destrucción en los grandes almacenes I”, con su letra caústica en torno a los excesos de la moda, sin duda el tema más logrado del álbum, podría eclipsar otros cortes que merecerían más aclamación, como la evocadora “Breve historia de una espalda”, de armoniosa estrofa sobre una romántica tarde berlinesa aunque de discreto estribillo, o la melódica y bailable “Barba de tornado australiano de fuego”, sobre rituales de atracción en la discoteca, con secuenciaciones chispeantes y adictivas.

algora_promo1

No veo por qué la cadencia ensoñadora de “Dumbo sin orejas” y su triste radiografía de la marginación, o la deliciosa “Muerte y destrucción en los grandes almacenes II”, un poema electrónico de ritmos hip hop y teclados cristalinos donde subyace esa melancolía derrotista de sus inicios, no resultarían plenamente incardinables en la electrónica emocional de “Planes de Verano”. Incluso la semiinstrumental “Mi primera noche en Londres”, el corte más experimental, con ese indisimulado aire de ambient techno noventero tan tributario del “Relentless” de Pet Shop Boys se reivindica en cada escucha como uno de los momentos más destacables del álbum. Sin alejarse de esa línea ambient se sitúa la embriagadora “La cruz dorada” un auténtico grower con una extraña mezcla de su techno pop evocador tan característico que provoca una vaga sensación de déjavu melódico, y fugaces toques hardcore que parecen más pensados para el directo.

algora_promo2

La clave está en saber apreciar los anteriores logros sin dejarse abatir por la monótona sensación de techno enlatado y cargante que acaba apoderándose del álbum, a la que no pueden sustraerse la lineal y oscura “Te odio”, sobre relaciones tormentosas al borde de la ruptura, la desatinada “Complejo de holograma” o la aburrida “Albatros”, a las que se llega con un considerable desgaste acumulado, frustrando la valoración conjunta de un álbum con más luces y aciertos de lo que aconseja su complicada escucha continuada.

 


Sobre el autor

DJ Farrow

Electropop. Fútbol. Cerveza fría. Todo en buena compañía.