La bloguera que “venció” al cáncer con vida saludable

BelleGi

 

Otra de esas historias que confirman que, hijo mío, en Internet no te puedes creer nada porque casi todo el mundo miente: Belle Gibson, una bloguera que aseguró haberse curado de un cáncer cerebral gracias a sus hábitos de vida saludables, confesó recientemente que la historia era falsa. No porque no se hubiera curado, sino porque, de hecho, nunca tuvo un cáncer cerebral.

Belle Gibson hizo de su blog de vida saludable todo un negocio: un libro de recetas -gracias a las cuales, aseguraba, había vencido a un cáncer terminal-, una web y una app para móviles. Hace unas semanas se hizo público que no había cumplido su promesa de donar a la beneficencia los beneficios conseguidos con todas estas actividades online. Ahí fue donde empezó a destaparse el engaño.

Tras el revuelo, Gibson afirmó que se le habían diagnosticado erróneamente una leucemia, un cáncer en el bazo y uno en el útero. Sin embargo, siguió afirmando que su cáncer cerebral en fase terminal había sido real y que había logrado vencerlo. Pero se negó a entregar ningún tipo de pruebas a la prensa respecto a su estado de salud.

Viendo la que se formaba, Gibson empezó a borrar de las redes sociales cualquier referencia a su enfermedad. Muchos enfermos de cáncer se enfrentaron a ella al considerar que era irresponsable asegurar que se podía curar la enfermedad simplemente con una dieta y vida saludable.

Tras descubrise el engaño, su editorial ha dejado de publicar su libro de recetas y la Apple store ha retirado su app.

En 2009, Gibson ya había participado en diversos foros de internet en los que aseguraba haber muerto clínicamente en la mesa de operaciones mientras se sometía a cirugía a corazón abierto.

En una entrevista a la revista The Australian Women’s Weekly, en la que, entre lágrimas, finalmente confesaba que nada de lo publicado por ella respecto a su cáncer era cierto, la bloguera aseguraba que no buscaba el perdón de sus fans porque, de hecho, había conseguido cambiar la vida de muchas personas.

Irresponsabilidad y falta de arrepentimiento. Menuda joyita…


Sobre el autor

El Perro de Toni

No te fíes del criterio de alguien que te reconoce por el olor del culo