Ruth Lorenzo, remojada en caldo de pájaro.

ruth-lorenzo-flamingos

 ¡¡Qué vienen, coño!!

Si usté piensa que Ruth Lorenzo se ha bañado en caldo Avecrem, se equivoca.

Si usté piensa que las salinas habitadas por multitud de aves es un gran lugar para darse un chapuzón, se equivoca. Igual que Ruth Lorenzo, aficionada a lo húmedo, que parece que siempre viva con más calor que en el cumpleaños de Cleopatra.

Y es que nuestra amiga panocha ha estrenado otra de sus canciones de su primer álbum PLANETA AZUL, “Flamingos”, que es que como es angloparlante no se acordaba de cómo se decía en español propio. Nena, cómprate un VOX.

Una canción inspirada en el folleteo en esa zona de cruising vegetal del suroeste español en la que hace un homenaje al calentón de rajilla. Patrocinada, eso sí, por el Ayuntamiento de San Pedro del Pinatar, donde están unas de las salinas más bellas del mundo.

11103188_970616509645022_1356187739402306420_o

 

Me voy a hacer así como la dormida, a ver si se piensan que soy una boya.

Ella, que es muy de ponerse mojadica hasta el toto como ya nos demostró en su camino eurovisivo, ha decidido darlo todo una vez más y hacer un videoclip a medias: mitad putilla restregando mejillón en un escenario y mitad capuzada en un aguachirri cagao por flamencos. Que ya lo decía Fangoria: Quiero flamencos rosas y otras cosas… (esas cosas, cari, era la mierdi de flamenqui).

Y no le da miedo a que se la piquen los pájaros porque no es rubia, que todo el mundo sabe que sólo destripan a las decoloradas, que eso lo aprendimos en el cine.

Pero es que Ruth es muy profesional y muy deportista. Muy por la causa de la vida activa, como el programa ése del viejito de la 1 que echaron por quedarse perras de las publicidades (siempre presuntamente). Así que sale siempre caminando en sus vídeos. Pero atención a las señoras que quedan para ir a andar: póngase siempre un vestido vaporoso, vaya descalza y camine así como si una garza con caderas protésicas. Ésta es la manera.

La canción no es una maravilla, pa´ qué mentir. Pero ella se lo curra, se marca una coreo bien ejecutada y lustrosa y mantiene una voz espléndida, que hay que ser justos.


Sobre el autor

Fon Cole

De los Cole de toda la vida.