Jaime Blanch: PREMIO GOTELÉ MARZO

ministeriodeltiempo

Premios monográficos. ¿Por qué? Porque estamos histéricos. Ministéricos más bien. Incluso minihistéricos, que algunos alcanzamos el metro setenta por un descuido. Y todo esto por la noticia de que a la mejor serie española del siglo XXI le hayan dado una temporada más de vida… como mínimo. ¿Que me paso cien pueblos? Caris, si una serie consigue que Picaso y Velázquez sean trending topic en Twitter o que se multiplique por cuatro las visitas al apéndice de Lope de Vega en la Wikipedia, es que mal no se está haciendo. OJO, HABLO DE QUE EL ESPAÑOLITO DE A PIE SE INTERESE POR SU PROPIA HISTORIA Y CULTURA, EN LA MISMA VÍA DE COMUNICACIÓN QUE ENSALZA A ZURULLOS CON PATAS COMO BELÉN ESTEBAN Y DEMÁS MALAS HIERBAS.

Así que va por ellos.

Y el premio GTELÉ del mes de marzo que finiquita en breve no va para un chulazo per se. No se lo damos a un empotrador de manual, ni se lo lleva la parte más revolcable del reparto (ni Rodolfo Sancho, ni Nacho Fresneda, ni siquiera “el agente Smith” Juan Gea), se lo lleva Jaime Blanch.

tve-el-ministerio-del-tiempo-jaime-blanch

De todos es sabido la querencia de ciertas miembras de esta congregación por el sugardaddismo. No es mi caso, pero he de reconocer que si ya tenía más que claro que estábamos hablando de uno de los grandes de las tablas españolas (“Estudio 1” no se entiende sin él), con este personaje y su mala leche contenida, me ha ganado. Creo que las mejores frases de cada capítulo son propiedad de su personaje (memorable su <<¿Plan? Somos españoles, improvisemos>>), sus trifulcas con Velázquez pasarán a la historia (sigh) y su estilo llevando traje y corbata marca huella. Y no el Cé-Erre-Siete en calzoncillos con relleno.

Y qué coño, que además de que nos escupan y nos empotren, también nos van los besitos y los cafés con tertulia.


Sobre el autor

skyzos

No sabe si coger los hábitos o remangárselos.