El pequeño libro rojo del activista en la Red

A nadie le preocupa la seguridad en Internet.  O por lo menos no como debería preocuparnos. Cuando pensamos en seguridad en Internet nos imaginamos a nosotros mismos hablando con nuestros hijos reales o imaginarios para explicarles que no deben mandarles fotos comprometidas a desconocidos. Mientras colgamos alegremente selfies medio en bolas en instagram,  cuando no en bolas directamente. No nos preocupa. Usamos nuestra tarjeta de crédito para comprar camisetas molonas, tatuajes temporales o muñecos de sailor moon, sin saber que estamos tan en bolas, tan desprotegidos, como en las selfies.

Ahora imagina que de la información que guardas en tu ordenador depende tu vida. Y que tienes que hacerla pública justamente ahora, en los tiempos del Big Data, cuando cualquier corporación sabe antes que tú todo de tu vida. Imagina que de la información de tu disco duro dependen tus seres queridos.

descarga

Marta Peirano, directora de culturas de el diario.es ha escrito “El pequeño libro rojo del activista en la Red” no con una intención moralizante,  que bien podría, visto lo visto, ni con el deseo de que se convierta en un manual de seguridad en Internet de referencia.

Una breve pero emocionantísima introducción acerca de los motivos por los que todos deberíamos ser muy conscientes de la información que proporcionamos consciente o inconscientemente cada vez que nos conectamos, y una guía de uso de las herramientas más usadas para proteger nuestras comunicaciones.

Yo me quedo con dos frases: “En una sociedad hipervigilada cualquiera puede ser un antisistema”, y “Si es gratis, entonces el producto eres tú”.


Sobre el autor

Hilde

Soy hipocondriaco, paragnósico, ateísimo y me tiro pedos.