Los límites del humor

Ignatius Farray es de esos artistas que debes ver en directo pa saber apreciarlo. No vale un vídeo, ni un programa de televisión ni siquiera su propia teleserie; o lo ves en directo o no sabrás nunca  de lo que es capaz y sobre to, no `podrás opinar con conocimiento de causa. Claro que pa disfrutarlo también debes saber a lo que vas, porque sino puedes sufrir un pasmo y de los gordos.

ignatius_farray_by_aporelimprevisto-d5frqsjNo lo llames monologuista…Ignatius es…Otra cosa…Ignatius te situa frente a tus prejuicios, tus ideas politicamente correctas, tu concepción del humor, te lo restriega en la cara y luego se caga en él. Si encuentra la audiencia perfecta, es capaz de lo peor ( que en su caso, es lo mejor) y  tú no pararás de reirte de manera espasmódica mientras piensas…¿Pero cómo coño puedo estar riéndome de esto?

Lo mejor de Ignatius es que quitando los chistes que sirven de anzuelo, el resto es una improvisación donde el público será su objeto de la risa en un juego  salvaje y duro (si tienes el ego y la autoestima delicadilla, claro) pero que proporciona tantas, pero taaaantas risas que supondrá pa ti ( te lo puedo asegurar) una jornada que no olvidarás en la vida. Provocador nato, su imagen zarrapastrosa ya es un aviso a navegantes incautos que piensan que podrán hacer chufla a su costa y se equivocan, vaya si lo hacen. Asínque no me queda más que insistir fervorosamente; si tienen oportunidad de disfrutarlo, si tienen una de sus “actuaciones” cerca, no lo duden; dejen todo lo demás y vayan corriendo porque les aseguro que no lo olvidarán en la vida.

comedia01Además, hace bien poco Ignatius se lanzó a ese universo que a munchos nos tiene zumbaos llamado “las series”. De cinco capítulos ( y parece que con segunda temporada a la vista) El fin de la comedia es el reverso tenebroso de sus monólogos y consigue que la vergüenza ajena, el sentido del ridículo, la humillación constante al protagonista sea de una incomodidad pa fliparlo, estimulante a la par que tronchante y a la par que inteligente. La serie muestra como la vida real de un comediante muchas veces no tiene ni puta gracia y solo queda resignarse y sacar provecho de ello, echándose unas risas.

Tras verla, te costará quedarte con tu momentazo favorito…¿ La venganza de la dependienta de la juguetería? ¿Trabajar en publicidad como una manera de venderse? ¿Los rifirafes vecinales con Javier Cansado? ( de los Faemino y Cansado de toda la vida) .La gran pregunta es si de verdad es un personaje o es él mismo enseñándonos sus pelusas y cochambres, aunque en el fondo…¿Qué más da? La acidez de su planteamiento, el riesgo, la novedad entre las series españolas y lo acertado de su forma/fondo, la convierten desde ya en la tercera serie que de verdad, merece la pena reivindicar de los últimos años( series españolas, me refiero). Que serían estas:

– ¿Qué fue de Jorge Sanz?

– Crematorio

– El fin de la comedia

 

Síguelo en Twitter: @IgnatiusFarray1


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.