Los punsetes: la contracrónica

Me decía un conocido hace unos días que Ariadna no es un personaje, que es así – fue mi compañera de clase desde EGB hasta COU – me decía – y creo que la vi sonreír tres veces. Una de ellas cuando se cayó un niño por las escaleras,  que casi se mata el pobre”. Muy aclaratorio.

El caso es que yo ya había visto a los punsetes una vez, en el día de la música, pero no en las mejores condiciones: estaba sobria, y acababa de ver a esa pedazo de entretainer que es Azeliah Banks, así que me dediqué más a enjarrillarme que a otra cosa. Pero esta vez no, a las ocho estábamos en la puerta como se corresponde con un concierto cómo este: no pedos perdidos, pero nuestros cuerpos se movían como una palmera, suave, suave, su su suave.

En fin, tras ver a un portero enorme en la puerta y conseguir que mis dos amigos dejasen de babear por él nos encaminamos dentro del recinto. Para los que no hayais entrado nunca en la Joy Eslava os explico un poquito: es como una discoteca de pueblo pero sin el como, todo muy noventas, con cuadros que en su momento fueron molones y ahora no los tienen en casa ni las mariquitas más rancias. Y con personal con traje y pajarita negra, que tiene su puntito decadente.

Yo, como siempre me encaminé al puesto de merchandising, y ni una camiseta de los punsetes! Pero que invento es este! Así no se puede uno hacer fans de nada!

una chufita el puesto de merchan

una chufita el puesto de merchan

Bueno, pues nos encaminamos a la pista. Llenazo, se nota que con el último disco lo están petando. Cuando llegamos ya habían empezado a tocar (de hecho casi estaban terminando) los teloneros, así que no puedo decir mucho porque no les presté mucha atención. Estaba más ocupado comprando cervezas a precio de sangre premenstrual de unicornio virgen.

Empezaron tocando Nit de l’Albá, que es una canción muy bonita que habla de muchos sentimientos que todos hemos tenido alguna vez, y de matar gente. Ariadna salió disfrazada de una mezcla de alcachofa y trono de hierro, todo muy a juego con la cara de mala leche que se gasta la pobre.

DSC_0926

Me dijo mi marido que el escenario y los visuales estaban muy bien. No lo se porque durante todo el puto concierto solamente pude ver esto

DSC_0930

o esto, dependiendo de si se movía o no.

DSC_0925

Si, queridos, me he pasado el concierto de los punsetes detrás del único fan alto de los punsetes, que el resto de la sala parecía una convención de hobbits. A las pruebas me remito:

DSC_0931

¿Veis algún tío que supere el metro setenta y cinco? Pues eso…

 

así que poco pude ver.

Así que mis conclusiones del concierto son las siguientes:

1. Los punsetes tocan de puta madre

2. Nunca te coloques detrás de un fans mas alto que tú, y sobre todo nunca, nunca, nunca intentes colocarle el cuello del polo sin que se de cuenta: Tu TOC y los fans altos no se llevan bien.

3. Me dicen que en algún momento de la noche Ariadna sonrió, pero yo no tengo constancia, así que no puedo ni confirmar ni desmentir.

4. Me confirman también que hubo un cambio de vestuario y salió maquillada estilo irlandesa recién llegada a Magalouf con reacción alérgica a la crema solar comprada en chino. De esto si que tengo foto, que es esta

DSC_0938

¿Ha merecido la pena? ROTUNDAMENTE SI

 

 


Sobre el autor

Hilde

Soy hipocondriaco, paragnósico, ateísimo y me tiro pedos.