#GHVIPesBASURA

No creo en el concepto “televisión basura”; la televisión o es entretenida o es aburrida, pero ya está. Ni creo que deba ser formativa, ni educadora ni demás tontás que durante mucho tiempo ha pretendido cierta progresía. Tampoco prohibiría ni un programa, ni una cadena ni siquiera haría restricción de horarios, porque si unos padres dejan a sus hijos pequeños delante de la tele solos con el mando, el problema es de los padres, no de la tele, que nunca se atribuyó ser canguro de nadie.

chunguitos

Pero hay algo que me subleva, y es la relación tan perversa y enferma que se establece ( haciendo un tirabuzón interminable) entre Telecinco-la audiencia-los medios. Una perversidad que se retroalimenta y que cada poco tiempo, vuelve a saltar a la palestra como si nunca hubiera ocurrido, pero siempre se repite en los mismos términos, en las mismas circunstancias. Esa perversidad demuestra que este país debería llamarse HIPOCRILANDIA.

Cambias las caras, pero el proceso es el mismo, algo tal que así: Telecinco monta reality, Telecinco mete en el reality a una loca/chungo/impresentable, los medios “serios” llenan sus hojas de ocio hablando al respecto, loca/chungo/impresentable suelta un par de barbaridades y se monta la de Dios, el resto de medios “serios” pone de vuelta y media a Telecinco, la audiencia clama por la expulsión del loca/chungo/impresentable, Telecinco monta un circo para la expulsión, la audiencia sube como la espuma y Telecinco descubre que lo está haciendo muy bien…¿Quién es culpable en esta cadena de culpabilidades? ¿Quién es responsable? ¿Los Chunguitos? ¿Cómo antes lo fue el Yoyas? ¿Cómo después fue Bea la Legionaria? Veeeeenga, hombre. Telecinco sabe a quién mete y es lo  menos perdonable a la cadenita de marras; su necesidad de héroes y sobre todo, villanos. La lucha entre estos héroes y villanos  atraviesa toda su programación, es uno de los negocios más rentables de este país ( no se puede invertir menos y obtener más beneficio)  y  convierte al más gritón, más hortera, más verdulero, más absurdo y más mala hostia en héroe ( villano) semanal. Más tarde la audiencia lo lapidará con escarnio en la plaza pública ( que nos gusta en este país hacer de masa enfurecida) y al que posteriormente Telecinco rehabilitará porque bien sabe la cadena lo que nos gustan los villanos redimidos. Pero es que si metieran a un par de científicos, un arquitecto y a una licenciada en bellas artes, no lo vería ni Dios. Desde luego, si es culpable la cadena de Mediaset, lo es compartiendo culpabilidad con los otros medios “serios” y con la audiencia ( millones de personas viendo “basura” que no paramos de hablar, de nuevo, de la loca/chungo/impresentable del turno, y lo digo yo que no he visto un segundo del puto GHVIP) . Echarán a Los Chunguitos en directo, hará una audiencia histórica, mañana las redes insociales se rasgarán las vestiduras y Telecinco…Volverá a triunfar. Tanto, que después de la expulsión, Los Chunguitos estarán cada semana en la gala del programa.

Y por eso mismamente, los sesenta y dos mil lereles que cobra la Esteban semanalmente, estarán mu bien ganaos. Con to su coño, que pa eso la jornada de expulsión acumuló ( OJO) un 31,5% de audiencia.


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.