El proyecto del bigfoot de Blair

Eduardo Sánchez, uno de los codirectores de El proyecto de la bruja de Blair vuelve a dirigir una peli ( esta vez èl solito) 15 años despues con el nombre de Exists. Y para demostrar que aquello no fue de chiripa y que es un director dotado vuelve para hacer…exactamente lo mismo. Abrazando el género found footage que ellos casi inventaron ( o al menos convirtieron en megataquillero) coge varias cámaras caseras y las pone a acompañar a cinco chicos en la lejana Texas, que yéndose a pasar una finde en una cabaña, no saben lo que les espera. No, no es el colmo de la originalidad. No, tampoco pasará a la historia del cine de terror. Sí, es posible que la veas y que la olvides a la primera de cambio, entonces…¿Por qué hablo de ella aquí?

existjpg

Porque pese a los tópicos, pese a  lo evidente, pese a que es una historia que nos han contado cienes y cienes de veces ya, pese a que si te paras a verla ya debes saber a qué te enfrentas, posee ese aliento frío en la nuca que da el terror real, el que no tiene espiritus, ni posesiones, ni fantasmas ni hechizos, solo un Bigfood con muy, pero muy mala leche. El hecho de que una figura mítica que hasta ahora casi daba ternura, se convierta en un monstruo sanguinario con sed de venganza que te crees ( sin necesidad de ordenador) es uno de los puntos a favor, y luego esta la cagalera que da ver a los chavalines enfrentarse a un bichejo que ni razona y cuyo único fin parece ser destruirlos de la manera más dolorosa posible y ahí, en esos sustos, es donde más gracia tiene la peli ( ojito al momento “este techo me lo hundo yo en un periquete”, que te jiñas viva). Ideal pa un domingo tarde intrascendente en el que apetece pasar un buen (mal) rato.


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.