¡Keith, esas manos!

Keith Urban siempre ha ido de cantante country/rock durito, cumpliendo la premisa de no lavarse el pelo y vestir de cuerote negro. Pero lo que veíamos de él era que era un pelín blandengue, vestido con jeans de forma perenne y con un mohín lánguido que no terminaba de encumbrarlo a un TopTen de verdad.

Pero…¡¡se ha destapado!!

Keith acudió con su esposa Nicole Kidman (aunque en verdad él siempre será el “señor de”) a los Premios de la Asociación de Country en Nashville. Y pararon en la alfombra roja posando como acostumbran.

safe_image

Ella no es que esté estreñida. Ni son los efectos del bótox,que también. Nicole sufre por lo que le hace el malote de su marido, que con su cara de bobo goza de tener ímpetu de transgresor.

1415268491054_wps_41_NASHVILLE_TN_NOVEMBER_05_¡¡Es que su esposo minutos antes le había agarrado todo el pompis!!

Bueno, quien dice agarrar, dice arañar, y quien dice pompis, dice agujerico del cacas, porque Nicole tiene el perfil de una galleta.

Keith, vamos a empezar a mirarte con otros ojos, malote.


Sobre el autor

Fon Cole

De los Cole de toda la vida.