Ruth, no hacía falta.

8ul51ncnz3r9c8vd6i4a42a4f01abdb_ruth-lorenzo-2

Que quede claro que aquí somos muchas talifanas de Ruth Lorenzo, pero por aquí ya no pasamos, Maris.

Ruth se ha marcado un PINK/BEYONCE/CHERYL wannabe del que no salió del todo mal, gracias a que infló el coño de aire y no le falló la voz.

A pesar de que empieza muy mal con unas medias reductoras brillantes, ella, digna, se ha aprendido la coreo de telas, pero la cosa se lía y se lía en las alturas. S esfuerza por enseñarnos lo más bonito de su anatomía, la espalda, que parece que esté castigada en 5ª de EGB. Y mira Ruth, que no, que parece que estás en proceso de automomificación, que bajes y que grites a ras del suelo, porque tú no eres Pink ni Mónica Aragón, y esto del circo no es pa´ ti.

Así que se enfunda unos tacones y decide hacer un Beyoncé. Sin peluca. Gritando como Pocahontas en proceso de apareamiento. De ritmo justilla, que por algo en X FACTOR te ponían un pie de micro, cari, que tú eres de manos, voz y miradas, como MariCarmen la de los Muñecos. Todo culmina con un pregrabao que es mejor obviarlo.

Pero ella a nivel vocal lo saca adelante y de ganas un 10 porque ha ido al gimnasio este mes y lo tiene que amortizar.

No hacía falta, de verdad.
(Ver el vídeo aquí, no deja insertarlo)


Sobre el autor

Fon Cole

De los Cole de toda la vida.