Adiós, Pepa, hasta siempre

Hoy me he levantado con una mala noticia.  Ha muerto Pepa,  la perra de Rafa Spunky.  Hace más de un año que Rufus y ella jugaban todas las tardes cuando nos encontrábamos en el paseo (jugaban a dos juegos diferentes,  porque Rufus es un adolescente y Pepa toda una señora, pero era genial verlos juntos).

image

Los que tienen mascota saben del amor que no sabe de cocinas sin recoger, de malos días en el curro o de porqué estabas mirando a ese. Seguro, Pepa, que nunca le echaste la bronca a Rafa por tardar demasiado en arreglarse o por llegar un poco piripi.

Rafa, te acompaño en el sentimiento. De corazón.


Sobre el autor

Hilde

Soy hipocondriaco, paragnósico, ateísimo y me tiro pedos.