¡Escándalo eurovisivo!

Eurovision costó en Dinamarca cuatro veces más de lo previsto y en el país de la sirenita están que trinan.Su presupuesto ha sido el más caro de la historia. Allan Agerholm, director ejecutivo de Wonderful Copenhagen (Turismo de Copenhague) ha dicho:

No puedo soportar más esta mentira y este silencio. Dimito porque no se está contando toda la verdad: Eurovisión fue bonito para muchos pero no es todo como parece. Quería que todo fuera claro y transparente, solicité una auditoría pero no se me ha hecho caso. Dimito, no aguanto ésto más.

¿Está Eurovision herido de muerte? ¿Qué no se presenten países como Ucrania o Bulgaria es un anuncio de que vienen años difíciles para el evento más mariquita de la galaxia? ¿Hubiera dimitido alguien si se hubiera hecho en España?

Ay que nos quedamos sin festival…


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.