gATROZnomia: Deja de poner patatas rancias a tus invitados

Hoy en Atroz con Leche os presentamos una receta sencilla, barata y que hará las delicias de los aperitivos de esas quedadas de domingo con amigas en las que siempre se quejan de que les sacas cacahuetes rancios y aceitunas con hueso -que ya te vale, bonita, con lo poquito que cuesta comprarlas rellenas, que luego no avisamos y puede acabar en una tragedia dental y no está la cosa para gastos-.

En concreto, hablamos de Palmeritas de Hojaldre saladas. Yo llevo haciéndolas desde hace dos años y, oyes, siempre se deshacen en halagos y alaban “el currazo que te has pegado, todo el día en la cocina”. Inocentes.

Para hacer aproximadamente 20 palmeras, necesitaremos:

– Un hojaldre fresco (recomiendo La Cocinera, pero como no nos pagan ni nada, podéis usar el que más rabia os dé o el que esté de oferta en vuestro supermercado habitual).

– Un pack de bacon en lonchas (necesitaremos alrededor de 10 lonchas).

– Un huevo

– Dos cucharadas soperas de queso rallado en polvo (recomiendo Grana Padano o Parmiggiano, pero eso ya a gustos).

– Una cucharadita de café de pimentón dulce

En primer lugar, batiremos el huevo. Creo que no hace falta que os explique mucho cómo, que estamos todos al movimiento de batir. Añadimos las dos cucharadas de queso en polvo y el pimentón y lo mezclamos con el huevo. Reservamos.

Abrimos el hojaldre y lo extendemos en una superficie plana. Pintamos con huevo el interior del mismo y, una vez bien untado, procedemos a colocar las lonchas de bacon cubriendo lo máximo posible la superficie.

IMG_0939 2

Ahora viene el truco con el que todos se sorprenden y que, hija, es la cosa más tonta del mundo: enrollamos el hojaldre hasta la mitad en un sentido, le damos la vuelta y enrollamos la otra mitad en el otro sentido. Ya ves tú qué tontería, ¿no? Pues se quedan todos locos con la forma. (Nota: cuando las hagas más veces, te recomiendo que las enrolles en un sentido; saben exactamente igual y te complicas menos la cabeza: las llamas rolls y punto).

Una vez tengamos el hojaldre enrollado al gusto, procedemos al corte. Dependiendo del grosor, saldrán entre 18 y 22 palmeras. Que no está mal para un aperitivo, gorda.

IMG_0029 1

Tras cortarlas, y aprovechando el papel encerado en el que viene envuelto el hojaldre, podremos las palmeritas en una rejilla de horno sobre el papel encerado, pintamos la parte de arriba con el resto del huevo batido y lo metemos en el horno unos 25 minutos a 180 grados, con calor por arriba y por abajo.

IMG_9708

OJO: quien dice 25 minutos, dice 40, dependiendo de la calidad del horno y del tiempo que hace que lo tienes. Vamos, que cuando las veas doraditas, las sacas. Esto no es una ciencia exacta.

Y ya está. Ya tenemos unas palmeras de hojaldre que se pueden tomar en cuanto dejen de arder y, lo mejor de todo: están igual de buenas al día siguiente, frías de la nevera o recalentadas en el microondas (se reblandecen, pero están igual de sabrosas).

IMG_0735

El relleno que puedes usar es múltiple, pero yo te recomiendo: pamplonés (no le añadas pimentón dulce), jamón york y queso (se quedan tremendamente gordas, pero están muy sabrosas), pavo (si quieres que sean un poco menos grasas) o, para esas amigas vegetarianas (que no veganas, a las veganas les das a chupar el cartón en el que va el hojaldre) queso de untar con pimentón picante.

IMG_0941 2Porque hay un mundo más allá de las papas de Hacendado, queridos.


Sobre el autor

Flanagan R. McPhee

Iba para Reina de la Noche pero se me adelantó Letizia.