DCode 2014

dcode_2014

Con un cartel un tanto desigual y con el reclamo de la única actuación de Beck en España arrancaba una nueva edición del DCode. Y no sé si será mi impresión, y a falta de cifras oficiales, pero la asistencia ha bajado sensiblemente respecto al año pasado.

Dentro de los principales atractivos del festival madrileño nos podíamos encontrar propuestas para casi todos los gustos, desde el rock musculoso y rítmico de Royal Blood o Band of Skulls (si hubiesen contratado a The Black Keys hubiesen matado dos pájaros de un tiro) pasando por la electrónica de Digitalism, La Roux, Chvrches o el pop refinado de Bombay Bicycle Club, Beck o Francisca Valenzuela entre otros.

Nuestra jornada festivalera arrancó con Anna Calvi y Francisca Valenzuela. A la primera ya había tenido oportunidad de verla en ocasiones anteriores y solo puedo decir y recomendar que se deje asesorar por algún maquillador profesional de cara a que la barra de labios no aparezca manchando su impoluta sonrisa (si querida, da un aspecto bastante desagradable). La que fue rebautizada por la prensa internacional como la nueva P.J. Harvey (cof, cof…ejem…no la llega ni a la suela de los zapatos a la de Yeovil) tuvo que lidiar con el sol de frente y un sonido un tanto agreste. Algunas etiquetas hacen un flaco favor a los artistas porque Anna Calvi es más que solvente por si misma.

Ana calvi 3

Así que ni cortos ni perezosos nos fuimos a ver a la nueva esperanza Chilena, Francisca Valenzuela, que a falta de que nuestra adorada Javiera Mena se meta la gran hostia con su nuevo disco puede servirnos como entretenimiento hasta que Javiera recupere un poco la cordura. La joven Francisca nos amenizó el concierto con unas composiciones que lo mismo son deudoras de Julieta Venegas (Buen Soldado) como de la ya mencionada Javiera Mena (Que Sería) con la que cerró un concierto divertido y efectivo. Por ponerle alguna pega me sobran un poco tanto jeribeque encima del escenario.

 

Francisca Valenzuela 3Después le tocó el turno a Bombay Bicycle Club que dieron uno de los mejores conciertos de la jornada. Con un sonido cercano a Vampire Weekend, sobre todo por el gusto de incorporar sonidos exóticos a sus composiciones,   demostraron que su flamante y elegante pop funciona a la perfección en los grandes escenarios. Los momentos más celebrados fueron “Luna” de su flamante nuevo disco, la sensual “Lights Out, Words Gone”, la preciosa “How Can You Swallow So Much Sleep”, la Hindú “Feel” o “Always Like This” de su primer disco. Un concierto absolutamente recomendable y redondo.

Bombay 2

Tras el buen rollo que nos había dado el concierto de Bombay Bicycle Club nos acercamos a ver una de las nuevas promesas venidas de nuestras vecina Inglaterra. Royal Blood es un dúo de Bristol que con solo un disco ha puesto patas arriba la escena rock de su país. Con momentos cercanos a los Black Keys, Two Gallants o los ritmos fracturados de Queens of The Stone Age los Ingleses no defraudaron y fueron desgranando su musculoso disco de debut.

Royal Blood def

“Figure It Out” “Come On Over” y “Little Monster” fueron algunos de los momentos más celebrados de su concierto y si bien es cierto que la perfección técnica de la que hacen gala encima del escenario hace que sean tremendamente efectivos, falta algo de comunicación con el publicoy llenar un poco más el escenario. Algo que no sucede con bandas que tienen una formación similar como pueden ser los ya desaparecidos The White Stripes o Japandroids.

 

Después del subidón de adrenalina de Royal Blood tocaba parada de avituallamiento y escuchar en la lejanía al jovencísimo Jake Bugg dando un gran concierto para deleite de algunos de sus compatriotas que estaban en el recinto. No puedo aportar mucho más ya que su voz de gato atropellado en algunas de sus canciones me pone bastante tenso y francamente “it´s not my cup of tea”.

Y llegó el gran momento del festival, presenciar la única fecha programada en nuestro país de Beck y su puesta de largo para presentarnos su impresionante nuevo trabajo “Morning Phase” que es probablemente uno de los mejores discos que se han publicado este año. Cual fue nuestra sorpresa que lejos de centrarse en desgranar su nuevo repertorio, que hacia presagiar un concierto intimo y sosegado, arrancó el set con “Devil´s Haircut” y de ahí para arriba. “Black Tambourine”, “Loser” una electrónica remodelación de “Gamma Ray”, Hell Yes, “Qué Onda Güero” o un “Think I´m in Love” con versión del “I Feel Love” de Donna Summer incluida. La tranquilidad no llega hasta la mitad del concierto donde ya decide arrancarse con uno de los mejores cortes de su ultimo disco “Blue Moon”, para continuar con esa joya del Sea Change que es “Lost Cause” , después de escuchar “Wave” y “Waking Light” volvemos a las andadas y sin descanso va desgranando “Girl”, “Timebomb” y “E-Pro”. Para el bis se guardó la siempre efectiva y festivalera “Sexx Laws” para después despedirse, con presentación de la banda incluida, con la gamberra “Where It´s At”.

Beck 1Beck def

Después de escuchar este magnifico repertorio es cuando uno se da cuenta de la impresionante versatilidad que posee Beck, es decir, es un artista que lo mismo se ha lanzado al rock, al folk, al pop que al funk y llega a hacer suyos cada uno de los estilos que va probando con resultados absolutamente sobresalientes. Si a esto le añades una banda que no solo domina cada uno de los estilos mencionados obtienes un concierto redondo. Puedo afirmar que es uno de los mejores conciertos que he podido ver en mucho tiempo. Larga vida a Beck.

Solo por esto, y por muchas otras cosas más, ha merecido la pena asistir a esta nueva edición del Dcode. Y que sean muchas más teniendo en cuenta la escasez de vida festivalera y cultural de esta ciudad.


Sobre el autor

Sr. Dondon

Ilustrador y gay a tiempo completo.