¡Sonríe, maldita!

La falta de respeto de Inda no es nada nuevo en estos lares de las tertulias políticas televisivas donde los machos son mayoría. Ya sabemos que un hombre serio denota eficiencia, es alguien en quien se puede confiar, pero una mujer seria… ay, algo tendrá de arpía y de retorcida. Porque ¿por qué no sonríe si es mujer? ¿por qué no muestra alegría y desenfado mientras menea la melena con distraído aire coqueto?

Detesto profundamente a los que incordian con un “¿por qué estás tan serio?” (¡Tú que sabes por lo que estoy pasando, subnormal!) y detesto aún más que lo hagan en público con el único propósito de ponerme en evidencia.

Yo creo que Tania tenía motivos más que suficientes para sonreír: el bronceado y la cara de pánfilo de Inda dan para unas buenas carcajadas.

Inda

 Visto en La Sexta

 

 

 

 

 


Sobre el autor

FakePlasticBoy

Hecho de plástico fino.