¿Merece la pena “El niño”?

Despuès de ver en su finde de su estreno la película “El niño” (que ha hecho un taquillón, por cierrrr) sabía perfectamente la mayoría de opiniones que me iba a encontrar en las redes sociales y  no me equivoqué y no, no es que yo sea más lista que ninguna, es que este país empieza a ser muuuy previsible en su empeño en hacer del desprecio el pecado capital ( Fernán Gómez dixit) y en los prejuicios que demuestra a todas horas con el cine español.. Lo que no me esperaba era esa saña en machacarla…Bueno sí, que cuando los españoles nos ponemos a lapidar no tenemos altura.

¿Merece la pena esta megapublicitada película? Pues sí y no.

 

niño

 

En contra; El niño no es perfecta, tiene unos altibajos de ritmo muy bestias y el final es pelín anticlimax. Sólo te gustará si  asumes que vas a ver cine de género, osea  que te debería gustar a priori el thriller de acción con muchas persecuciones y machiruladas, que en eso son expertos los americanos y aquí lo frecuentamos bien poco. Todo muy cine de machos, peeeeero si le das una opotunidad sabiendo lo que vas a ver…

A favor; encontrarás escenas de acción vertiginosas muy poco vistas en el cine nacional. La gente está olvidando el nivelazo de rodaje que tienen algunas de las escenas estrella de la peli ( todo rodaje real, nada de ordenador) pero yo me quedo con la cámara bajando por los nudos de una autopista hasta llegar al cadaver decapitado; Monzón, tú sí que sabes mover una cámara. Además usa sin complejos el material nacional para urdir una intriga sin tenerle que envidiar nada a la frontera americano-mexicana, por eso hay una realidá que es posible que nadie te haya contado, desde los cultivos de marihuana en Ketama a la vida en el campo de Gibraltar . Ver en una misma peli a Sergi López, Eduard Fernández y Luis Tosar  también es un punto muy importante, los tres dan credibilidad y solvencia. Y luego está el supuesto descubrimiento de Jesús Castro…

10612888_10153663865422925_608661799947784292_n ( el paisaje de esta foto es MARAVILLA)

El chaval es el auténtico prota y se lleva más de tres cuartas partes de la peli ( de dos horas, ojo) en pantalla. La apuesta era arriesgá porque no lo conocía nadie y frente a lo que diga la peña ( que yo ya sé lo que va a decir)…A mí me convenció. No sé que trayectoria llevará el chaval, si podrá salir del acento gaditano tan jevi, si será capaz de bordar otro papel (atención que también sale en “La isla mínima“, la otra gran apuesta por el cine de género en este país) pero nadie me va a convencer de que este tipo no tiene presencia, carisma, magnetismo y hasta un aire de estrella antigua, porque mira a la cámara de tú a tú.  Raro sería si no se convierte en el que moje las sábanas de una  toda una generación de zagalas quinceañeras deseosas de vivir aventuras de telenovela ¿Buen actor? Yo no estaba hablando de eso. Hablo de magnetismo y eso no se aprende ni se compra ni se vende; se tiene. Y Jesús Castro lo tiene.

 

PD: Por cier; no digas en público que la película se ha hecho al rebufo de El principe porque quedarás como el putísimo culo, que una peli así no se escribe, planifica o rueda en seis meses; aquí hay dos años de trabajo mínimo.

PD2; tampoco te quejes de la publicidá que le ha hecho Mediaset. Cuando nos machacan con estrenos norteamericanos, que desde las marquesinas de los autobuses hasta el el Telediario de la primera les dedican reportajes ( y gratis, con to el morro) tampoco te quejas.


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.