La peli donde Scarlett enseña el felpudo

Ya hay varias amigas que me han preguntado que si soy tan buena persona humana porqué escribo críticas con tan mala leche. Pues lo voy a decir aquí y no lo voy a repetir más: precisamente, porque soy buena. Escribo para prevenir al respetable y que se ahorren pasar un mal rato e incluso los dineros. Y la peli de la que voy a hablar es un ejemplo clarísimo. La vi, me horrorizó y la eché en el olvido. Pero se acerca su estreno en nuestro país y ya leo  a los críticos adjetivizar al largometraje como “arriesgadísimo” “pertubador y muy inquietante” “lo moderno llegó al cine” , “película de innumerables lecturas para revisionar muchas veces” y hasta “la película de ciencia ficción de la década“.

¡¡Y UNA MIEEEEEEEEEEERDA!!

 

Scarlett Johansson (1)Under the skin es una de las pelis más horrorosamente gafapastas que he visto en mi vida y me encantaría estar en el cine cuando los del polígono vayan a verla pensando en tetas y culos y se encuentren con esto; las estampidas de los cines huyendo van a ser masivas. Porque sí, porque me apuesto las bragas a que la misma productora fue la que filtró la foto de la Scarlett tras visionar el material que tenían delante y caer en la cuenta de que aquello no hay quién se lo trague con un mínimo de criterio. La foto de la polémica es la que viene:

 

227

Tiene gracia  porque esta escena dura tres microsegundos y ya no se vuelve a ver más imagenes de felpudos y tetas en ningún sitio.

En cualquier caso, la productora está vendiendo la película con la siguiente sipnosis (cualquiera puede leerla y los talifanes antispoilers pueden dormir tranquilos). Dice así:

Unos alienígenas aterrizan en la Tierra para llevar a cabo una misión específica: abducir a los autoestopistas y transportarlos a su mundo, donde la carne humana es considerada una delicatesen. Para ello cuentan con la colaboración de una infiltrada en la Tierra, una atractiva mujer (Scarlett Johanson) que sirve de cebo a los incautos.

Yo me alegro de haberla leído antes porque sino, es que ni de coña me hubiera enterado de nada. Ni salen naves espaciales, ni antenas en la cabeza, ni tecnología, ni gore con la carne humana en la cena ni nada de nada excepto el felpudo de la Scarlett. Con razón dice la crítica que es su actuación más misteriosa…¡¡Cómo no va a ser misteriosa si no dice apenas un palabro!! De hecho, te tiras tres cuartos de hora de película intentando explicártela porque como esperes a entenderla con los diálogos…Y es que, amigas mías, es una de las pelis donde menos se habla que yo haya visto en mi vida; quince frases contadas y si encima la ves con subtítulos, como fue mi caso, lo vas a flipar con el acento escoces de las pobres víctimas. Los cabrones hablan con el felpudo en la boca o al menos lo parece .Eso sí; te vas a hartar de ver a  la Scarlett montada en la furgoneta buscando la cena, porque deben ser cuarenta y cinco minutos de todo el metraje.O más.

Para rematar la faena está el ritmo que lleva la película. Por Dios que sopor más insoportable y que aburrimiento más pesado. Ya dicen por ahí que la están proyectando en las clínicas que curan los problemas de sueño con resultados al 100×100 efectivos.

under_the_skin_poster

 

¿Tiene algo bueno la peli? Pues sí; el momento en el que las victimas son abducidas ( o lo que sea que les hacen). Hay que reconocer que estéticamente es una chulada. Lo malo llega cuando se acerca el final y te quedas como el que se tragó el cazo con la cabeza llena de preguntas..Ah ¿Pero a terminado ya? ¿Qué coño es esto? ¿La Scarlett está viva o muerta? ¿Por qué cojones he pasado casi dos horas de mi vida sufriendo esta mierdaca infecta?

En fin, que yo ya he puesto al supuesto director de culto ( Jonathan Glazer) en mi lista de pretenciosos insoportables y no me va a pillar nunca más, vamos, ni loca. Ya ustedes hagan lo que quieran…Bajo su responsabilidad.


Sobre el autor

MariRici Na Delahiel

Mi madre dice que soy guapa.