Hable con Ellas. Rocio Jurado

rociojurado2[1]

Ocho años después de su muerte, Rocío se nos muestra cercana y sincera en esta entrevista donde nos abre su corazón y nos muestra su faceta más humana, la de muerta.

Ante todo: buenas tardes, Rocío. Dinos, tú que eres la más grande, ¿Cómo te dejaste vencer por el cáncer?

Por eso mismo. Yo que sabía lo que me venía encima, decidí quitarme de enmedio. Vivir con un marido maricón que no me tocaba ni por dar por culo, una hija biológica que trabajaba con María Teresa Campos y dos panchitos adoptados que son más dañinos que un cólico de rábanos no me merecía la pena.

Rocio Jurado en Houston

¿Qué opinas de la reciente paternidad de José Ortega Cano?

Pues que no es suyo. No tengo más que añadir.

¿Y de su ingreso en prisión?

Que está deseando. Me lo imagino ensayando todo mi repertorio para hacerlo allí en las duchas.

Y José Fernando, ¿Qué ha podido pasar con él?

Pues hija, ¿tú crees que con esa cara se llega a ser médico o arquitecto? Pues él está en lo que sabe hacer, lo que lleva en la sangre, la cocaína, la trata de blancas, etc. Ya lo de Pepe el marismeño ejerciendo de tutor es de partirse el ojete.

Gloria Camila dice que quiere estudiar en la universidad…

Sí y Chabelita Pantoja llegar virgen al matrimonio. Que siga dedicándose a arrancar pelo a las de su calaña pa venderlo luego en tiendas de pelucas que seguro que se le da mejor.

Y a tu cuñada Rosa Venenito, ¿qué porvenir le aguarda?

Pues estando casada con el escombro de mi hermano y teniendo por hija a la que le comió el rabo al sobrino de María del Monte pues imagínate. A esta le ponen una estatua como clienta de honor en la López Ibor de aquí a dos años. Si es que aguanta.

Rocio Jurado en TVE

Bueno Rocío, dejemos un lado a tu familia. ¿Que recuerdos tienes de tu infancia?

Pues recuerdo sentirme vendida por mis padres. Decidieron que era mejor explotarme a mí haciéndome cantar hasta en velatorios con tal de no doblar el lomo. La verdad es que dentro de lo que cabe no lo pasé mal del todo, ya que mi padre murió siendo yo mocita y pude pasar total de todo.

Dicen las malas lenguas que Concha Piquer te dijo que mejor te dedicaras a fregar escaleras que a cantar, ¿Te dolió eso?

Me molestó, pero vamos, que más le dolió a ella parir y tener a la hija que tuvo. Que en Belmez se aparecen caras más agraciaitas.

¿Tienes buen recuero de tu matrimonio con Pedro Carrasco?

¿Tú crees que se puede tener un buen recuerdo de un hombre que te da como hija a Rociito y que después se casa con Raquel Mosquera.? Imagínate.

Retomemos tu faceta artística que creo que será mejor. En tus temas hemos visto mucho de liberación sexual, de mostrarte como una mujer liberada, ¿A qué se debe eso?

A que estaba caliente como una perra. La única que me hacía sentir mujer era Juncal Rivero.

¿Por eso lloraba tanto el día de tu entierro?

Lloraba porque es una papelona. Como todas las que fueron. Y la primera Maribel.

¿Con Maribel te refieres a Isabel Pantoja?

No, me refiero a tu madre que se llamará así. Pues claro, a quién sino.

Se habló mucho de vuestra enemistad, ¿Existió de verdad?

Isabel es más mala que Encarna Sánchez y Ana Reverte juntas. Se ve que es cosa de bolleras y ten por seguro que es un mundo que conozco bien. Es como juntar a Rajoy con un cuarto oscuro, sabes bien lo que va a pasar. Por eso procuraban tenernos separaitas.

¿El folclore es de bollería fina o de bollería industrial?

María del Monte. No tienes más que verla. Sobre todo en esa etapa de su vida donde compartía piso con Maribel y ejercía de madrina de la mona sin rabo que robó en el Perú. Por muy progay que fuésemos todas, el matrimonio homosexual vino después.

Rocio Jurado. La Ana Botella de la copla española.

Recordamos el final de tu vida como un trajín de viajes a Houston, ruedas de prensa en TVE, pelucas mal colocadas y galas homenajes. ¿Qué te quedó por decir, Rocío?

Mucho, pero si lo digo todo de golpe me quedo sin poder seguir dando entrevista y el dinero es el dinero. Pero vamos, que la peluca mal colocada la llevaría tu puta madre.

Muchas gracias por tan sincera entrevista. Es un placer charlas contigo tan animadamente. Beso en cara.

La semana que viene le traeremos una entrevista maravillosa con Laly Soldevila, dictadora de Corea del sur.

 


Sobre el autor

Camello de Rosarillo. Pollón. Mariliendres, a mí!