Nuevo refranero popular español

ordenador_roto_noticia

Llevo tiempo dándole vueltas a una idea, como filóloga que soy, que me trae a mal traer: el refranero popular se nos está quedando obsoleto. Lo primero porque tiene que ver mucho con el santoral, y de eso cada vez tenemos menos idea casi todos, menos las maricas peperas, que tienen mucho de santurronas, aunque luego les guste más un rabo que a un tonto un lápiz. Lo segundo porque con lo del cambio climático, pues la mitad de los refranes no tienen valor, que lo mismo estás en Julio bajo cero o en octubre tranquilamente tomando mojitos en una terraza. Y lo tercero porque me sale del toto. Así que aquí os propongo una serie de refranes y frases hechas que deberían ser incluidos en el acervo cultural español inmediatamente ya, así como las indicaciones para su uso:

 

“Cuando el 3G no funciona, la marica se encabrona”

 

Utilícese para describir a las personas que tienen ataques de ira ante la imposibilidad de hacer uso de un aparato tecnológico. Ejemplos de su utilización:

 

–       Jo tía, acabo de ver a Marisa echando pestes de la impresora, que parecía un basilisco.

–       Ya sabes, cuando el 3G no funciona, la marica se encabrona. No se lo tengas en cuenta…

–       Ah, pues más tranquila me dejas, de verdad

 

 

“Tatuarse el nombre de tu amor, gran error”

 

Esta frase se puede utilizar para referirse a situaciones donde se ha producido un exceso de confianza por parte de otra persona, por ejemplo:

 

–       Jo tía, llevo esperando a Mario más de dos horas, aquí pintada como una puerta, y es la tercera vez que me da plantón. ¡Si es que tatuarse el nombre de tu amor, que gran error!

 

“Concursante de anteriores temporadas, tonterías olvidadas”

 

Se propone este refrán para usarlo en casos de una añoranza excesiva de hechos acaecidos en el pasado: ex novios, ex trabajos, ex lo que sea. Por ejemplo:

 

–       Jo tía, no dejo de pensar en que si no hubiera sido tan puta a lo mejor Mario seguiría conmigo.

–       Pero chica, ya sabes: concursante de anteriores temporadas, tonterías olvidadas. Seguro que encuentras a uno que te trata como una reina, ya verás.

–       Que maja eres, tía, no se que haría sin ti.

 

¿Alguna sugerencia más?


Sobre el autor

Hilde

Soy hipocondriaco, paragnósico, ateísimo y me tiro pedos.