Madonna. quita tus sucias garras de Disclosure

Madonna lleva años desesperada porque nadie la baje de la cumbre en la que se colocó hace años. Si bien es cierto que a nivel  de money, money, money nadie puede discutir que le salen los dolares por la raja cual fuente de agua viva (¡Viva!) también es bien cierto que sus últimos trabajos han dejado bastante que desear. Con razón, porque bien sabe ella que lo que ahora da dinero no son los discos sino los conciertos. Asín la vemos embarcada en giras que duran milenios ( total, como por ella no pasan los siglos…solo con mirarle las manos se comrpueba) con números apoteósicos y venta en DVD como si de rosquillas se tratase. Pero la reina ya no se conforma con eso, quiere más; quiere a todos los mariquitas gritando “eres la más bailona, eres la más rica, eres la más RHDLGP y sobre todo…¡¡Eres la más revolucionaria con la música!!”

Pos vale. Pos güeno. Pero hasta ahora, en los últimos dos discos las cosas no le han salido como ella quisiera, subiéndose a carros que ya olían a caducados y chupándole la sangre a djs que ya estaban con el arroz pasao, en este caso, el atroz. Y es que ella siempre ha sido muy vampira y muy de chupar talentos ajenos y de apropiárselos como si fueran propios. Lo que siempre nos ha provocao dudas es…¿Será ella misma con su mecanisma la que escuche la radio pa descubrir nuevos talentos o tendrá un ejercito de asesores a la caza del último grito electrónico que la produzcan como la reina se merece?

Entotal, que pa su último disco ( ya cociéndose en el horno de su coño) hasta ahora  sabíamos que colaboraba con Avicii, el gran triunfador de las pistas del último año y que sin llegar a la treintena acumula millones de dolares como si fueran Lacasitos, osea, que la chavala no descubría nada y llegaba tarde, as usual.

avicii

 

Reconozco que le tengo pelín de manía al chaval porque ese estilo con toques country macarilla nunca me convenció, peeeeero hay que reconocer que su colaboración en el último discazo de Coldplay, mola no un güevo, sino dos docenas.

Escuchen, escuchen…

Lo último que sabemos, aparte de las fotos que se ha hecho con la tipa que es capaz de desafinar y meter gallos en directo ( encima de llevar playback) tantísimo  como hace ella ( Katy Perry) es una foto que ha aparecido en los medios con los dos jovencitos hermanos que el año pasao hicieron uno de los discos más molones y guachis que cualquier persona con buen gusto podía escuchar; Disclosure.

 

disclosure

 

Además de ser los autores de una de las CINCO mejores canciones del año pasao sin ninguna duda ( y al que ponga dudas lo baneo ipsoflaútico):

Era Help me loose my mind.

 

Y  a mí, que soy un exfan revenío porque yo lo valgo, porque cuando nadie la conocía ya llevaba yo carpetas con sus posters de los que se me reían los supuestos modernos del instituto, no me gusta. Es más; me tiene harto esa obsesión por ser la número uno que la hace dar palos de ciego absurdos. Esa obsesión por vampirizar la creatividad ajena. Esa obsesión enfermiza por llegar antes que nadie cuando los demás ya estuvimos allí hace siglos. Y porque Disclosure molan muchísimo y ella es una gafe que a todo el que toca bajos sus garras protectoras lo deja hundido pa siempre y no se recupera jamás, asínque, Madonna, deja en paz a esos chavalines y ponte con alguien más de tu edad y tu rollo…No sé, por ejemplo Barry Manilov…. Y recuerda, en Las Vegas siempre tendrás un huequito y no hará falta que vampirices más.


Sobre el autor

MM

Venida de otro Planeta, el Murciano más concretamente.