Cucarachas

Yo no quiero malmeter, pero es una responsabilidad ENORME la de aportar un poco de cultura y darle algo de nivel a ATROZ CON LECHE. Por supuesto que lo hago encantado. Todo sea por ganarme un pedacito de cielo dando una oportunidad a esas personas que no han sido bendecidas con mi sabiduría y saber estar. No soy un mesías, pero poco me falta. Ya me lo dice mi madre, que si algo me sobra es humildad.
Voy a hablar de tebeos. O comics. O manga. O bande-desinée. Hoy voy a hablar de “EL LIBRO DE LOS INSECTOS HUMANOS”, un título que les va que ni pintado a mis atroces compañeros de redacción.
Si queréis saber cosas de esta obra, buscad en la web de Astiberri , quizás la editorial más chachi del momento. Lo que yo voy a escribir es mi indispensable opinión al respecto.
Este manga es, quizás, el libro de cabecera de cualquier trepa de este mundo. El libro con el que Emma  Frost aprendió a ser una zorra implacable. El libro que bien podría ser la antesala de la novelaza de Gillian Flynn “Gone Girl”.

el-libro-de-los-insectos-tezuka-astiberri
En distintos pasajes con nombres insectizoides, veremos la vida y milagros culebroneros de nuestra protagonista Toshiko Tomura (Pepa para los amigos), una mantis de veintipocos con una capacidad prodigiosa a la hora de joderle la vida a los demás. Hay sexo, muerte, muerte, muerte, sexo, llantos, Grecia y suficiente whathefuckismo para olvidarte un rato de Olivia Pope y su mundo de drogas duras.
¿Por qué os lo recomiendo? Porque vais de malas y sois unas insípidas y porque tener una obra de Osamu Tezuka os hará parecer mínimanente culturetas, que de apariencia es de lo único que viviréis, al parecer.
Y recordad, amigas: “si no es pijo, no me fijo”.


Sobre el autor

Bellísima Persona

Catalán rojuno y apátrida.